• Quantum

Cuando fracasan las buenas ideas

Muchas veces los emprendedores de fracaso en fracaso, viven a prueba y error y algunas de sus iniciativas terminan siendo muy exitosas pero en las manos de otro.



Entonces, surge la pregunta: ¿Por qué fracasar mi proyecto y para que la competencia sea un excelente negocio?


La respuesta tiene que ver con los factores que no se tomaron en cuenta:

1) Es posible que faltara una buena planificación. Es decir, medir todos los escenarios y las circunstancias.


2) Otro de los grandes fallos tiene que ver con el dinero. No se contaba con el capital semilla suficiente, y eso sirvió de ventaja para el competidor.


3) No fue claro en el alcance del proyecto. Muchas veces, la idea es buena, pero no se puede transmitir.


4) No se aprovechó el momento. Algunas oportunidades son muy buenas en los plazos.


5) Faltó pasión. Aunque es extraño, las buenas ideas también son las siguientes personas.


6) Falta de experiencia o conocimiento del mercado.


7) Miedo. Este es uno de los factores más complicados en la mente de un emprendedor. Algunas veces su cabeza es todo un asidero de buenas ideas, pero cuando se materializa, entra en una especie de pánico y se prefiere salir a recoger los frutos.