• Quantum

7 Lecciones del caso Volkswagen

Al mejor mono se le cae el zapote… para que no se le caiga a su empresa, el equipo de Quantum Coaching Group, le trae una serie de lecciones extraídas del caso Volkswagen.



El mayor fabricante mundial de automóviles aún evalúa el costo para su negocio y su reputación del mayor escándalo de sus 78 años de historia, tras reconocer que instaló software en motores diésel para esconder las emisiones de gases.

Países de todo el mundo iniciaron sus propias investigaciones luego que se descubrió que la compañía adulteró las pruebas de emisiones de gases en Estados Unidos. Volkswagen sostiene que el software afecta a motores en 11 millones de vehículos, la mayoría de los cuales fueron vendidos en Europa.

El caso es tan complejo que hasta las autoridades gubernamentales tuvieron que formar parte de las investigaciones. Quiénes perdieron todos. Pudo haberse evitado?… claro que sí.

1) Nunca mienta sobre las bondades de su producto o servicio. Puede realizar una buena campaña mercadológica, pero realista. Jamás diga algo u oculte algo negativo de su negocio.

2) Procure que sus empleados sean fieles en los pequeños detalles. Y cuando alguno tiene algo que decir, escúchelo. De acuerdo con las últimas investigaciones del caso VW, desde el 2007 algunos trabajadores y proveedores habían denunciado las malas prácticas, pero no les dieron importancia.

3) Evite los atajos. Éstos suelen salir más costosos que los caminos largos. Ningún capital, emporio o gran proyecto se hace de la noche a la mañana. Todo lleva su tiempo, esfuerzo, disciplina, constancia y mucha fidelidad. Así que no se arriesgue, es mejor esperar que hacer cosas chuecas para aventajar a la competencia. 4) Use controles cruzados o auditorías externas. Puede que para el tamaño actual de su negocio con su ojo basta. Pero si crece es mejor tener controles correctos para supervisar absolutamente todo, especialmente, las personas de “confianza”. Martin Winterkorn, quien fuera presidente ejecutivo de Volkswagen, recibió una remuneración de US$16 millones de euros el año pasado, la más alta para entre los ejecutivos de compañías alemanas.

5) Cuide sus socios comerciales: Días después del escándalo, la empresa automotriz Suzuki vendió e 1,5% de las acciones que poseía en la VW, siendo el fín de un vínculo comercial. Así que antes de tomar malas decisiones piénselo muchas veces porque no solo afecta su reputación, sino que pone en riesgo su capacidad de hacer nuevos socios comerciales.

6) Su negocio no está en una isla: aún cuando su tipo de negocio sea único en el mercado, no está solo en el mundo empresarial, así que una mala decisión afectará todo el entorno. Así por ejemplo, en el caso en estudio Suiza prohibió y Bélgica paralizó la venta de varios modelos del grupo VW.

7) Quien pierde la reputación lo perdió todo. Aun cuando esta empresa decida reparar todos los motores truncados, meter a la cárcel a los involucrados y enviar cartas pidiendo perdón, su reputación fue dañada y posiblemente, solo los años podrán levantar su imagen. Así que no se arriesgue, su reputación vale oro.